¿Porqué mis datos interesan a los cibercriminales?

    Acepto y he leído la política de privacidad.Ver política.
    Responsable tratamiento: ESCUDA SGSI, S.L.
    Finalidad: venta de bienes, servicios y comunicación comercial.
    Derechos: entre otros, acceso, rectificación, supresión a escuda@escuda.es

    Acepto recibir información con fines publicitarios y de prospección comercial, incluido el envío de boletines y noticias (email, SMS y cualquier otro medio electrónico) sobre promociones y novedades de ESCUDA SGSI S.L. relacionados con servicios informáticos y ciberseguridad.

    Aquí te presentamos los datos que más buscan los cibercriminales

    qué datos interesan a los cibercriminales

    Esta es una pregunta que cada vez más las personas “normales” nos planteamos, a menudo sin tener opción a respuesta clara.

    Así que desde ESCUDA hemos pensado que, si responder a esta pregunta nos podía interesar, ¿por qué no a otras personas?

    El tema de la protección de datos nos interesa tanto a nivel personal como de empresa. Es más, si somos conscientes de su importancia para nosotros, como individuos, nos será más fácil aplicar las medidas de protección también a nuestra(s) actividad(es) profesional(es).

    Hoy aquí te presentamos los datos que más interesan a los cibercriminales, mostrándote una comparativa del precio que nuestros datos pueden alcanzar en la red oscura y proponemos formas para acogernos a una “sobriedad digital”.

    ¿Por qué yo le puedo interesar a un ciberdelincuente?

    Lo que realmente interesa son mis datos, no por que yo, como persona, sea alguien particularmente interesante y seguido por los ciberdelincuentes, sino porque mis datos tienen valor para esas redes.

    No soy yo, sino lo que pueden sacar vendiendo mis datos y mejor si pueden vender decenas, centenares, miles o más datos. En este negocio la cantidad prima sobre la calidad.

    Pero ¿qué datos interesan realmente a los ciberdelincuentes? ¿Qué elementos debemos cuidar, más aún si nuestra seguridad digital no es del todo ejemplar?:

    Tipos de datos que interesan a los hackers

    Si has respondido “SÍ” a al menos uno de estos puntos, sí, tus datos pueden interesar a los ciberdelincuentes. ¿Tienes dudas de si los tienes lo suficientemente protegidos?

    ¿Qué valor tienen mis datos?

    Entre las informaciones del Dark Web Price Index 2021, quien realiza una vigilancia sobre los precios de venta de diversos “productos” en la web oscura cada año, podemos destacar los siguientes (comparativa de los precios entre el año 2020 y el 2021):

    Valor de los datos robados por los ciberdelincuentes

    ¿Cuáles son las motivaciones de los cibercriminales?

    • Robar dinero (pirateo de cuentas bancarias, ransomware, etc.)
    • Espiar, vigilar
    • Influenciar (ideología, propaganda, centros de interés, comportamiento)
    • Impulsar a la compra (publicidad no deseada, spam telefónico)
    • Robar informaciones personales (usurpación de identidad, reventa en el dark web, pirateo de cuentas)
    • Venganza, rencor, odio (revenge porn, ciberacoso, etc.)
    • Satisfacer impulsos sexuales y/o perversos (sextorsión)
    • Retar, desvelar los fallos del sistema

    ¿Qué es la sobriedad digital?

    Ya seamos tímidos digitales o favorables a ese modelo económico que ofrece servicios gratuitos contra pago en datos personales, no está de más saber qué y cuantos datos personales tenemos repartidos por todo el mundo digital. Una vez realizada esa búsqueda, podremos decidir, con toda libertad, si queremos dejarlo así o comenzar a ser más sobrios a la hora de “regalar” nuestros datos. ¡A veces ser un poco tacaño tampoco viene mal!

    Todos, por muy prudentes que seamos, vamos repartiendo nuestros datos con gran despreocupación: nuestra dirección mail para visitar tal página web, nuestro número de teléfono para que nos contacten para la entrega del paquete esperado (además tienen nuestra dirección), etc.

    Confiamos en que las organizaciones que los recogen y conservan lo hagan con las mejores intenciones del mundo, pero no todas tienen intenciones tan éticas como lo pensamos, cuando no son víctimas de delincuentes y criminales cuyo interés es sacar dinero con nuestros datos.

    ¿Por qué no empezar a fijarnos más en qué datos proporcionamos, en donde y a quién? Así podremos disminuir nuestra huella digital, al tiempo que tomamos plena conciencia de ella, es decir: aplicamos la sobriedad digital.

    Lo primero, saber de dónde partimos

    Antes de lanzarnos a la sobriedad, debemos analizar cuál es nuestra situación actual, para luego poder tomar las medidas que consideremos más adecuadas. Como en todo, cada persona (o empresa) es un mundo y debemos decidir en función de nuestras necesidades.

    Primeros pasos:

    • Consultar nuestro smartphone (funciona también con las tablets conectadas):
        • Para Android, ir a Ajustes > Ubicación > Ver todo > Historial de ubicaciones y/o Permiso de las aplicaciones
        • Para iPhone, ir a Ajustes > Confidencialidad > Servicios de localización > Servicios sistema > Lugares importantes > Histórico
    • Exportar nuestros datos a partir de las aplicaciones que usamos:
        • En Google, ir a Mi cuenta > Preferencias de la cuenta > Privacidad y contenido
        • En Facebook > toca tu foto del perfil, ve a Configuración > Tu información de Facebook > Descargar tu información. Para agregar o eliminar categorías de datos de la solicitud puedes tocar los círculos, en el lado derecho, de Facebook.
        • Para otros, busca en tu navegador favorito por ejemplo “cómo descargar mis datos xxxx”

    Una vez recopilada toda esta información, no nos asustemos. Es el momento de ponernos manos a la obra para asegurarnos que todas las configuraciones se adaptan a nuestros deseos y no a los de esas organizaciones.

    No nos mintamos, es trabajo, toma tiempo, pero si nuestra privacidad y la de todo nuestro entorno (familia, empresa, otros) nos importa, encontraremos la forma de hacerlo.

    Aplicar la Sobriedad Digital

    Tenemos la lista de nuestros datos y… vemos que ¡podríamos tapizar media casa con ellos! No es momento de asustarnos, sino de pasar a la acción.

    Podemos agendar nuestras labores de limpieza digital, como las reuniones del trabajo, de forma que la tarea nos sea más leve. Por ejemplo:

    • Por semana santa (abril – mayo) limpieza de primavera en mis aparatos móviles (teléfono, tablet) y desinstalar todas las Apps que no uso de forma habitual
    • Para todos los santos (noviembre) verificar el origen de los mails que invaden mi buzón de correo y darme de baja de todos aquellos que no leo

    Tampoco debemos olvidar las precauciones de base, a seguir en nuestro día a día, como:

    • Tener contraseñas seguras y actualizadas, diferentes para cada caso y cambiarlas con regularidad
    • Verificar todos nuestros aparatos conectados, tanto en casa como en el trabajo
    • Evitar usar WiFi gratis y no protegida (ejemplo la cafetería)
    • No proporcionar datos sensibles por teléfono (DNI, número de cuenta, etc.)
    • Desconectarse de aquellas cuentas que dejamos de usar
    • No confiar en los “chollos”

    Otras precauciones:

    • No informar en las redes sobre nuestros desplazamientos y/o itinerarios antes o mientras los realizamos, incluidos fechas y lugares de vacaciones
    • Ser prudentes a la hora de fotografiar los sitios donde solemos estar, evita que su dirección sea fácil de reconocer y que los delincuentes puedan hacer su “lista de la compra”
    • Cuidado con los más pequeños, las redes sociales, en particular, y el internet, en general, pueden ser lugares que se prestan a peligros inesperados para los más vulnerables, evitemos alimentar esas fuentes

    No dudemos en denunciar

    En caso de duda (correo electrónico sospechoso) o sentimos que nuestros accesos y datos han sido vulnerados, con más razón si hemos sufrido cualquier tipo acoso u otra acción que nos preocupe, es importante denunciar.

    ¿Dónde o ante quién? Por suerte cada vez tenemos más opciones:

    Recodemos nuestros derechos de protección de datos:

    • Derecho de Información
    • Derecho de Acceso
    • Derecho de Rectificación
    • Derecho de Oposición
    • Derecho de Supresión
    • Derecho a la Limitación del tratamiento (de nuestros datos)
    • Derecho de Portabilidad

     

    Desde ESCUDA, como especialistas en ciberseguridad y seguridad TIC, queremos aportar nuestro granito de arena en la protección de tus datos y los de tu empresa. Una vez que hayas tomado conciencia de la necesidad de proteger tus datos, tanto personales como profesionales, es probable que veas que la tarea no es sencilla y sientas la necesidad de que alguien profesional, como nosotros, te ayude.

    Desde ESCUDA estaremos encantados de atenderte.

    Llama al 931 931 848 o rellena el siguiente formulario:

    Puede que estos artículos te gusten

    ¿Qué es Pegasus? El software espía más famoso

    ¿Qué es Pegasus? El software espía más famoso

    A mediados de 2021, en Francia, se comenzó a hablar mucho del software Pegasus. Un software espía o ‘spyware’ que parecía afectar a dispositivos móviles. Sobre todo smartphones de personalidades nacionales, incluido al jefe de estado francés, Emmanuel Macron.  Desde...

    Leer más

    ¿Te ha gustado este artículo?

    Comparte esta publicación con quien tú quieras