“Piensa antes de hacer click”

Un año más, este mes de octubre, celebramos el Mes Europeo de la Ciberseguridad (#CyberSecMonth). Su objetivo: promover entre los ciudadanos una cultura de ciberseguridad que nos permita valorar la importancia que nuestra privacidad y nuestros datos personales tienen.

Este año 2021 ha sido puesto bajo el lema “Piensa antes de hacer clic” (#ThinkB4UClick). Las actividades de las entidades participantes se centran en dos temáticas principales:

  • Habilidades digitales
  • Estafas cibernéticas

¿Por qué octubre?

En 2004 en EEUU el mes de octubre fue declarado como mes nacional de la concienciación en seguridad ciber (National Cyber Security Awareness Month). Desde 2012, Europa adoptó la idea y puso en marcha el Mes Europeo de la Ciberseguridad.

La digitalización de la sociedad, de la mano de una verdadera revolución del ciberespacio, nos ha aportado tanto grandes avances como incremento en los crímenes y delitos tecnológicos. Sin olvidar los peligros que pueden correr las infraestructuras de los estados, las empresas y las personas.

¿Por qué es tan importante la ciberseguridad?

Desde ESCUDA, aprovechamos este mes para insistir un poco más, si cabe, en la importancia de estar protegidos, tanto a nivel personal como de empresa, ante los diversos riesgos cibernéticos. Todas las empresas, grandes o pequeñas están expuestas.  Un estudio reciente afirma que el 80% de las empresas cree que va a sufrir un ciberataque contra sus datos.

La ciberseguridad permite a las empresas protegerse mejor ante estos riesgos que pueden terminar en ciberataques. Para entender la importancia de la ciberseguridad es importante ser consciente de las consecuencias que puede tener un ciberataque para la empresa que lo sufra. Puede tener tres consecuencias principales:

1. Interrupción del funcionamiento normal de la empresa

El éxito de un ciberataque puede impactar en la estabilidad del día a día de una empresa. Al ser víctimas de un hacker, los sistemas informáticos o el acceso a la información de una empresa pueden tener dificultades o ser interrumpidos. Ello puede provocar: problemas de funcionamiento, perjudicar la relación con los clientes y/o repercutir en pérdidas económicas. Si esto ocurre en organizaciones esenciales el problema puede ser mayor. Casos como el ciberataque contra el Hospital de Sant Joan Despí, o de la UB, son un ejemplo de alteración de la actividad a causa de un ciberataque.

2. Robo o perdida de datos sensibles

El bien más preciado de una empresa son los datos. Es al mismo tiempo el bien más buscado por los hackers. Los ciberataques de ransomware, que secuestran la información, son muy comunes.

Si una empresa pierde o sufre el robo de sus datos las consecuencias pueden ser muy negativas. El RGPD se encarga de delimitar muy bien las obligaciones de una empresa respeto a sus datos. Si una organización pierde o le roban su información y no estaba bien protegida, o no se seguían los protocolos adecuados, puede ser objeto de sanciones.

3. Daño en la reputación

Que una empresa sea víctima de un ciberataque es algo que, a menudo, puede ser público. Los medios de comunicación suelen recoger noticias de ciberataques en grandes empresas. Los casos en pequeñas y medianas empresas no son tan mediáticos, pero sus clientes seguramente terminaran por saber la noticia. Este conocimiento puede generar desconfianza a clientes o candidatos clientes: ¿deben confiar sus datos a una empresa vulnerable?

Estas consecuencias pueden ocurrir juntas o separadas. Superar esos golpes puede ser difícil y en algunos casos llegar a provocar el cierre de una empresa. Las grandes organizaciones tienen muchos recursos para salir adelante, mientras, las pequeñas y medianas empresas, son mucho más vulnerables.

¿Qué ciberseguridad?

La ciberseguridad puede abarcar acciones de prevención, formación y también de reducción de impacto en caso de sufrir un ciberataque. Las estrategias de ciberseguridad se dividen por fases, como las siguientes:

1. Identificación de vulnerabilidades

Primero se debe identificar cuáles son las vulnerabilidades de una empresa, un primer paso que permite definir qué hay que hacer para alcanzar una mayor ciberseguridad.

2. Prevención contra los ciberataques

En una segunda fase se realizan tareas específicas de prevención, especialmente del personal de la empresa. Las herramientas de prevención tecnológicas son claves para evitar los ciberataques, pero el error humano puede convertir en inútiles el resto de acciones de salvaguarda. Justamente el lema de este año del Mes de la Ciberseguridad hace hincapié en este tema con el lema “Piensa antes de hacer clic”.

3. Implementación de herramientas de ciberseguridad

En una tercera fase se introducen las herramientas tecnológicas de defensa que permiten a una empresa protegerse de los ciberataques y continuar operando con normalidad.

4. Estrategia de recuperación de datos y continuidad

Finalmente, se define una estrategia de recuperación. Aunque se sigamos pautas de protección y rebajemos las posibilidades de ser víctimas de un ciberataque, el riesgo cero no existe. Por esta razón, en caso de ciberataque, hay que proveerse de herramientas para recuperar los datos y funcionar de nuevo lo más rápido posible. La rápida superación de un ciberataque es clave para reducir sus consecuencias.

¿Qué puede hacer Escuda por la ciberseguridad de las empresas?

ESCUDA está especializada en ciberseguridad y puede acompañar a tu negocio en las diferentes fases de la ciberseguridad. Disponemos de una larga experiencia desarrollada en grandes empresas y PYMES.

Para empezar, es básico realizar auditorías de seguridad y establecer un diagnóstico que defina cual es el nivel de ciberseguridad de la empresa. El resultado de este análisis nos permite determinar qué es lo que se debe hacer para proteger de manera efectiva tu organización.

La prevención es una de las bases de la ciberseguridad y los trabajadores de la empresa deben adquirir buenos hábitos para evitar ciberataques. Por lo que la formación de los empleados debe ser una prioridad, el factor humano siendo el primer eslabón que permite parar un ataque.

También tenemos en cuenta las herramientas tecnológicas que contribuyen a automatizar la protección contra los ciberataques. Tener una herramienta no basta, hay que saber utilizarla para sacarle el máximo rendimiento. Por eso ESCUDA hace su trabajo, avalada por las certificaciones de sus técnicos.

 

No sólo durante este mes debemos tener en cuenta la ciberseguridad, cualquier día del año podemos ser víctima de un ciberataque. Si necesitas un equipo que construya una buena ciberdefensa para tu empresa, podemos ayudarte. Si lo deseas puedes contactarnos al 931931848 o rellenando este formulario, estaremos encantados de atenderte.

 

Más información:

CCN-CERT: Mes Europeo de la Ciberseguridad

¿Sabes que la cibercriminalidad ya representa el 10% de los delitos?

En Ciberseguridad el tamaño no importa

10 terminos de ciberseguridad para empresas ¿Los conóces?

Protección de datos: Se confirma la multa de 50 millones de euros contra Google por no cumplir con el RGPD

#escuda #CyberSecMonth #ThinkB4UClick #ciberseguridad #cybersecurity

Puede que estos artículos te gusten

¿Qué es Pegasus? El software espía más famoso

¿Qué es Pegasus? El software espía más famoso

A mediados de 2021, en Francia, se comenzó a hablar mucho del software Pegasus. Un software espía o ‘spyware’ que parecía afectar a dispositivos móviles. Sobre todo smartphones de personalidades nacionales, incluido al jefe de estado francés, Emmanuel Macron.  Desde...

Leer más

¿Te ha gustado este artículo?

Comparte esta publicación con quien tú quieras